<
 
 
 
 
×
>
hide You are viewing an archived web page, collected at the request of UC Office of the President Communications using Archive-It. This page was captured on 20:06:51 Apr 19, 2013, and is part of the UCal Web Archive - prior to Jan. 2014 redesign collection. The information on this web page may be out of date. See All versions of this archived page. Loading media information

  Medidas de prevención para contrarrestar la ola de calor en California

El aumento de temperatura en gran parte de California puede presentar riesgos de trastornos producidos por el calor para quienes trabajan al aire libre, según señaló Howard Rosenberg, especialista en administración laboral de personal agrícola de Extensión Cooperativa de UC Berkeley.
 
"Cuando el cuerpo trabaja fuertemente en cualquier clima, se acalora y necesita disipar gran parte de ese calor interno", indicó Rosenberg. "Aunque la energía radiante que proviene del sol incrementa la temperatura del cuerpo, nuestro propio metabolismo es la fuente principal del calor que nos puede agobiar."
 
El cuerpo cuenta con mecanismos naturales y automáticos para deshacerse del exceso de calor, pero el aire caliente en el medio ambiente disminuye la liberación natural del calor. Estos mecanismos no funcionan de manera óptima sino hasta que el cuerpo se aclimata a trabajar altas temperaturas, lo cual puede tomar de una a dos semanas.
 
"El aumento repentino de temperatura que está afectando a California puede tomar por sorpresa a muchos trabajadores, antes de que estén listos para lidiar con una ola de calor", añadió el especialista. Esto incrementa el riesgo de sufrir trastornos y agotamiento por calor.
 
Tomar las medidas necesarias para prevenir los efectos del calor, un desempeño deficiente y accidentes, así como enfermedades causadas por el calor que ponen en peligro las vidas de los trabajadores, son el enfoque del trabajo que Rosenberg realiza en UC Berkeley, junto con temas de administración laboral más tradicionales, como la compensación de empleados, reclutamiento, retención y supervisión.
 
Rosenberg ha trabajado extensamente con agricultores, a quienes las regulaciones del estado les exigen proteger a sus trabajadores del agotamiento por calor, proveyéndoles un cuarto de galón de agua cada hora, un lugar sombreado y tiempo para descansar allí cuando lo necesiten. También se le requiere que proporcionen entrenamiento a sus trabajadores acerca de cómo prevenir los trastornos causadas por el calor.
 
Rosenberg mencionó que la recomendación en reportes publicados recientemente la cual sugiere el uso de compresas de hielo para bajarle la temperatura a una persona que esté sufriendo de agotamiento por calor, es incorrecta.
 
“El hielo causa que las venas se cierren y atrapa el calor más profundo dentro del cuerpo”, dijo Rosenberg. “El frío es bueno, pero el hielo no”.
 
La clave para evitar el agotamiento por calor, en cualquier etapa de la aclimatación, indicó el experto, es beber suficiente agua para reponer el agua que el cuerpo pierde al sudar en su intento por refrescar el organismo. Cuando el cuerpo trabaja fuertemente, su calefacción interna está trabajando a toda su capacidad, incrementando la temperatura del cuerpo desde adentro.
 
En colaboración con la California Farm Bureau Federation y con el apoyo del Western Center for Risk Management Education del Departamento de Agricultura de EE.UU., Rosenberg preparó tarjetas plegadizas tamaño bolsillo, en inglés y español con puntos claves sobre la prevención del agotamiento.Estas tarjetas pueden descargarse gratuitamente en el sitio Web de UC ANR en
http://ucanr.org/heat
 
El sitio de Información en Español de UC ANR,
http://espanol.ucanr.org/, ofrece también una extensa lista de temas para protegerse contra el calor, bajo la sección de Temas Especiales. 

Otro recurso de información muy práctico y al alcance de todos es AsisTel de la UC, un servicio gratuito de información telefónica a disposición del público.

AsisTel de la UC incluye una serie de mensajes, en inglés y español, para evitar las enfermedades y trastornos provocados por el calor, así como recomendaciones para evitar lesiones y conocer sus derechos laborales. 

Los mensajes pueden escucharse llamando gratis al 1-800-514-4494. El número 800 está disponible en todo el país.