<
 
 
 
 
×
>
hide You are viewing an archived web page, collected at the request of Greenpeace International using Archive-It. This page was captured on 15:20:47 Apr 05, 2020, and is part of the Greenpeace Archive collection. The information on this web page may be out of date. See All versions of this archived page. Loading media information

Greenpeace: Más de un millón de computadoras serán descartadas durante 2011

Noticia - 3 mayo, 2011
Buenos Aires - Greenpeace reveló hoy a través del informe “Basura Informática. La otra cara de la tecnología (1)” que durante 2011 se descartarán 1.200.000 computadoras (2), por lo que la organización reclamo a los senadores la urgente sanción de la “Ley de Basura Electrónica”, que ha sido demorada durante más de tres años.

Greenpeace señala que es urgente establecer un sistema de gestión de basura electrónica en el país.

Greenpeace denunció, además, que Argentina no cuenta con un sistema de gestión de basura electrónica capaz de hacer frente al constante crecimiento de los residuos tecnológicos y de los impactos ambientales y sanitarios que éstos generan. “Las computadoras, impresoras o teclados, como el resto de los aparatos electrónicos, contienen metales pesados y sustancias químicas tóxicas peligrosas para la salud y el ambiente; uno de los elementos con mayor potencial de contaminación son las baterías recargables de las computadoras portátiles. A pesar de ello y siendo testigos del constante recambio tecnológico, Argentina aún no cuenta con un sistema de gestión para el correcto tratamiento y reciclado de estos artefactos”, señaló Yanina Rullo, de la campaña de Residuos Eléctricos y Electrónicos de Greenpeace.

Según la organización ambientalista el volumen del parque de computadoras en el país creció más del doble en los últimos años: de un piso de 4.900.000 unidades en 2006 escaló a 11.600.000 en 2010; y se proyecta la incorporación de más de 5 millones de unidades en los próximos 2 años. Greenpeace advirtió que el descarte de una enorme fracción de este tipo de artefactos generará en los próximos años enormes problemas ambientales y sobre la salud de no establecerse un sistema de gestión adecuado.

En los últimos años el ciclo de vida útil de las computadoras se redujo notablemente: para una computadora de escritorio se estima un plazo de utilidad de siete años y cinco para las portátiles, ya que el “diseño para el basurero” logrado a través de la obsolescencia programada (3) de los aparatos, ha generado una tasa de recambio cada vez más veloz para este tipo de productos. En la actualidad, este tipo de residuos terminan en basurales o rellenos sanitarios junto a los residuos domiciliarios comunes.

Infografía: Compuestos contaminantes en la PC. Hacé click en la imagen para ampliarla

“Debemos tener en cuenta, además, que el crecimiento del consumo y descarte de aparatos eléctricos y electrónicos genera una presión sobre los recursos naturales. En el período 2008/2009, por ejemplo, sólo la venta global de celulares y computadoras absorbió el 19% de lo producido por la minería mundial de cobre, el 3% de la minería global de oro, el 4% de plata y 16% de la extracción de paladio. Estos son todos materiales que en su extracción generan un impacto ambiental de enormes proporciones y que una vez desechados los residuos de estos productos electrónicos van a parar a basurales o rellenos sin ser reaprovechados”, agregó Rullo.

Según los operadores habilitados en el país, en Argentina se recicla menos del 2% del total de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos colocados en el mercado y entre el 4% al 6% de los RAEE provenientes del sector de tecnología. Si se tiene en cuenta que en Argentina  se generan más de 120.000 toneladas anuales de residuos electrónicos, el bajo porcentaje de recuperación es alarmante. (4)

Es urgente y necesario establecer un sistema de gestión de basura electrónica en el país. No podemos seguir siendo testigos del aumento de la basura electrónica y esperar a resolver el problema cuando ya sea demasiado tarde”, señaló María Eugenia Testa, Directora Política de Greenpeace Argentina.

En la Comisión de Ambiente del Senado Nacional se encuentra un proyecto de Ley presentado por primera vez en 2008 que establece los Presupuestos Mínimos para la Gestión y Tratamiento de Residuos Eléctricos y Electrónicos. El proyecto establece la creación de una infraestructura especial de reciclaje y recuperación de materiales, responsabiliza legal y financieramente a los productores de aparatos eléctricos y electrónicos de la gestión de sus productos una vez finalizada su vida útil, y prohíbe la presencia de sustancias peligrosas en los nuevos aparatos, además de asegurar una mayor durabilidad de los productos.

“Luego de más de tres años de debate con aportes de organizaciones de la sociedad civil, expertos nacionales e internacionales, organismos oficiales, operadores y empresas, la Ley de Basura Electrónica aún sigue bloqueada en el Senado. Mientras se sigue dilatando la aprobación de esta norma, el descarte de aparatos electrónicos continúa creciendo, sin contar con un adecuado sistema de gestión que impida los impactos ambientales y sanitarios que ocasiona su mala disposición”, finalizó Testa.

Notas:

(1) Para leer el informe de Greenpeace “Basura Informática. La otra cara de la tecnología” hacé click aquí.

(2) Datos del informe: Consultora Carrier para Greenpeace.

(3) Obsolescencia Programada: Es el diseño y producción de productos con el objetivo de ser utilizados por un período de tiempo específico. Los productos pueden ser diseñados por obsolescencia ya sea a través de la función, como un filtro de café de papel o una máquina con piezas frágiles, o a través de la "conveniencia", como una prenda de ropa hecha para lucir de moda este año y luego reemplazarla por algo totalmente diferente el próximo año. La obsolescencia planificada es también conocida como "diseño para el basurero."

http://www.storyofstuff.com/pdfs/annie_leonard_glossary.pdf

(4) Silkers SA. Febrero 2010. No hay otros datos disponibles, especialmente de RAEEs no provenientes de electrónica.

Es urgente y necesario establecer un sistema de gestión de basura electrónica en el país.