<
 
 
 
 
×
>
hide You are viewing an archived web page, collected at the request of Greenpeace International using Archive-It. This page was captured on 16:54:43 Apr 09, 2020, and is part of the Greenpeace Archive collection. The information on this web page may be out of date. See All versions of this archived page. Loading media information

México pierde medio millón de hectáreas de bosque al año

Noticia - 9 julio, 2009
En el Día del Árbol, activistas de Greenpeace denunciaron que el gobierno mexicano subestima la pérdida de bosques y selvas en México como una de las fuentes más importantes de emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero que genera cambio climático

En México se pierden alrededor de 500 mil hectáreas de bosques y selvas cada año, casi el doble de lo estimado por el gobierno

Los bosques almacenan, sólo en su cobertura vegetal, 300 mil millones de toneladas de bióxido de carbono, lo que equivale a casi 40 veces las emisiones anuales de este gas producidas por la quema de combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo

Los bosques almacenan, sólo en su cobertura vegetal, 300 mil millones de toneladas de bióxido de carbono, lo que equivale a casi 40 veces las emisiones anuales de GEI

Una política encaminada a detener la deforestación y promover el uso sustentable de los bosques debe tener como prioridad apoyar el buen manejo forestal por parte de comunidades y ejidos

En México se pierden alrededor de 500 mil hectáreas de bosques y selvas cada año, casi el doble de lo estimado por el gobierno

Cuando un bosque es destruido, el carbono almacenado se libera a la atmósfera mediante la descomposición o la combustión de los residuos vegetales

Los activistas desplegaron una manta de 30 metros cuadrados con el mensaje: “Deforestación = cambio climático”

Cada año desaparecen 13 millones de hectáreas; el 4 por ciento de esa pérdida de bosques y selvas ocurre en México

La deforestación implica una enorme pérdida de riqueza biológica y compromete nuestro abasto de agua, además de que acelera el cambio climático ya que, al remover la cobertura vegetal se libera el bióxido de carbono

Veinte activistas de Greenpeace México desplegaron 80 tocones de árbol para denunciar la pérdida de bosques y selvas en México como una de las fuentes más importantes de emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero que genera cambio climático

Greenpeace denunció que la política forestal promovida por la Conafor, a través de Proárbol, ha destinado más de 50 por ciento de sus recursos a impulsar campañas de reforestación

En el marco del Día del Árbol, activistas de Greenpeace colocaron 80 tocones de árboles en la explanada del Monumento a la Revolución para simular un páramo deforestado y desplegaron una manta de 30 metros cuadrados con el mensaje: “Deforestación = cambio climático”.

En México se pierden alrededor de 500 mil hectáreas de bosques y selvas cada año, casi el doble de lo estimado por el gobierno (que afirma que en México sólo se pierden 260 mil hectáreas de zonas boscosas), según investigaciones recientes elaboradas por académicos de la UNAM dadas a conocer el pasado 5 de junio.


Por ello, Greenpeace denunció, con esta acción, la pérdida de bosques y selvas en México como una de las fuentes más importantes de emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero que genera cambio climático. 

“México se encuentra entre los 20 países que más contribuyen al cambio climático y uno de los motivos principales es la pérdida de los ecosistemas forestales. Si el compromiso del presidente Calderón, de reducir sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en 50 por ciento en 2050 es real, entonces es urgente diseñar y ejecutar cuanto antes, una política forestal efectiva que tenga como objetivo alcanzar una tasa cero de deforestación en 2020”, exigió Héctor Magallón, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace.

Una política encaminada a detener la deforestación y promover el uso sustentable de los bosques debe tener como prioridad: apoyar el buen manejo forestal por parte de comunidades y ejidos que, en conjunto, poseen 80 por ciento de las zonas forestales de nuestro país.

Greenpeace denunció que la política forestal promovida por la Conafor, a través de Proárbol, ha destinado más de 50 por ciento de sus recursos a impulsar campañas de reforestación (de las cuales sobrevive menos del 10 por ciento de los árboles plantados) y las plantaciones forestales comerciales, las cuales no son ni siquiera bosques.

¿Por qué la deforestación afecta al cambio climático?

  • Los bosques almacenan, sólo en su cobertura vegetal, 300 mil millones de toneladas de bióxido de carbono, lo que equivale a casi 40 veces las emisiones anuales de GEI producidas por la quema de combustibles fósiles, como el carbón y el petróleo.
  • Cuando un bosque es destruido, el carbono almacenado se libera a la atmósfera mediante la descomposición o la combustión de los residuos vegetales.
  • La deforestación implica una enorme pérdida de riqueza biológica y compromete nuestro abasto de agua, además de que acelera el cambio climático ya que, al remover la cobertura vegetal se libera el bióxido de carbono (CO2) almacenado en las plantas y en la materia orgánica del suelo, ya sea a través de su quema o por su descomposición.
  • El 20 por ciento de las emisiones de GEI a nivel mundial provienen de la pérdida de los ecosistemas forestales
  • Cada año desaparecen 13 millones de hectáreas.
  • El 4 por ciento de esa pérdida de bosques y selvas ocurre en México.

¡Firma para exigirle al gobierno que asuma sus compromisos!

Hay muchas formas en que puedes participar con Greenpeace; únete a nuestra causa y colabora con nosotros

¡Dona!

Nuestras campañas y acciones existen gracias a personas como tú que nos apoyan con un pequeño donativo mensual. Hazte Socio Greenpeace

Categorías